Amígdalas y Adenoides

 

¿QUÉ SON LAS AMÍGDALAS Y ADENOIDES?

Las amígdalas y adenoides constituyen conjuntamente los componentes más prominentes del tejido linfoide de la faringe denominado anillo de Waldeyer, este participa en la reacción inmune, su importancia a este respecto es mayor en los primeros años de vida.

Se ha llegado a afirmar que la extirpación de las amígdalas y adenoides prodrían llevar al paciente a una disminución de la actividad inmunológica, la cual es una afirmación incorrecta ya que se ha demostrado en pacientes después de la adenoamigdalectomia los niveles de inmunoglobulinas( sustancias relacionadas con la protección inmunológica) se encuentran en cantidades adecuadas.

ADENOIDITIS

Los factores causales de las infecciones agudas de las adenoides son los mismos que los de las enfermedades inflamatorias del aparato respiratorio superior, la inflamación de las adenoides se asocia, en general con una amigdalitis aguda.

Los síntomas que se pueden encontrar son fiebre, obstrucción nasal, cambios en la resonancia de la voz (voz gangosa).

AMIGDALITIS AGUDA

La amigdalitis aguda es un proceso infeccioso que afecta a las amígdalas palatinas pero que a menudo, se extiende al resto de la mucosa faríngea, por lo que resulta adecuado el termino faringoamigdalitis.

El agente causal es generalmente un estreptococo beta hemolítico del grupo A, B, C y D. diversos virus y otros microorganismos menos frecuentes.

La amígdala presenta acumulos de restos de leucocitos, acompañados de bacterias, lo cual en algunos casos presenta un aspecto de placas blanquecinas o amarillentas sobre las amígdalas.

 

En esta afección el comienzo es brusco y se manifiesta por mal estar y fiebre, la temperatura aumenta gradualmente hasta el tercer día alcanzando los 38 o 39º C; el aumento de la temperatura, se acompaña de dolor a la deglución que a medida que avanza la enfermedad se hace más dolorosa, en casos excepcionales se propaga hacia el oído complicando el cuadro.