Hiperplasia (Crecimiento) de Amígdalas y Adeniode

 

HIPERPLASIA (CRECIMIENTO) DE AMIGDALAS Y ADENOIDE

La hiperplasia de amígdalas y adenoide empieza precozmente en la vida y puede continuar hasta los 10 o 12 años de edad, cuando cesa el desarrollo activo y comienzan los cambios atróficos (disminución de tamaño). Esto es aplicable principalmente al tejido de adenoide que tienen escasa importancia clínica después de esta edad.

Una vez remitidos los síntomas agudos la amigdalitis y adenoiditis hipeplasicas se caracterizan por obstrucción mecánica de la faringe y de la vía aérea nasofaringea. El bloqueo nasal y faringeo se caracteriza por la presencia de boca abierta y labio superior elevado esto se conoce como “facies adenoidea”, se acompaña de dificultad para la respiración y ronquido nocturno.

¿POR QUÉ SE OPERAN LAS AMÍGDALAS Y ADENOIDE?

La adenoamigdalectomia es la cirugía que ha despertado mas controversias, observándose posiciones extremas, desde los que la rechazan totalmente hasta los que la realizan sin indicaciones precisas.

Está demostrado que cuando existe una indicación quirúrgica bien fundamentada el beneficio para el paciente se observa desde los primeros días del posoperatorio. La principal indicación quirúrgica es la obstrucción de la vía aérea superior secundaria a hipertrofia (crecimiento) de amígdalas y adenoide, otra indicación importante es la infección crónica y el criterio aceptado es el siguiente:

Por lo menos 3 episodios de faringoamigdalitis al año durante 3 años consecutivos
Cinco episodios el año durante 2 años consecutivos
Más de 7 episodios en un año.

Otras indicaciones son la presencia de absceso periamigdalino y tumores amigdalinos.